viernes, 17 de agosto de 2012

TARTA SENCILLA DE MANZANA


Mi aterrizaje en la cocina fue a través de la cocina básica y con el único fin de la subsistencia, que necesidad obligaba. Siempre fui de salado, salsas y cuchara. Y jamás me había zambullido en el mundo de la repostería.
Pero los tiempos cambian,  y los cuerpos y los gustos también lo hacen y poco a poco fui haciendo mis pinitos en el mundo de los postres.
Pero la tarta de manzana, hasta ahora intocable porque el listón estaba alto. Recordaba aquellas pequeñas tartas de manzana que hacía mi abuela y eso me frenaba.
Y ahora que esto escribo, pienso que todo este amor por la cocina y este renacer concreto en los postres pudiera venir de la abuela. Es decir, que además de la luna, el sol y la artrosis de los huesos de las manos, heredé de mi abuela el gusto por la cocina.
Y como los muros están para saltárselos aquí vamos

Ingredientes:
3 manzanas
300mL de leche
150g de harina
3 huevos grandes
120g de mantequilla
6 cucharadas de azúcar
mermelada de albaricoque


Elaboración
Troceamos manzana y media y la trituramos junto a los huevos, la harina, la leche azúcar y la mantequilla (previamente fundida).
Preparamos el molde de horno. Yo lo embadurno con mantequilla y luego le espolvoreo harina, poniendo boca abajo para que caiga la sobrante. De esta manera conseguiremos luego desmoldar mejor nuestra tarta.


Vaciamos toda la masa triturada sobre el molde y fileteamos la otra manzana y media para ponerla sobre la mezcla.


Ponemos en el horno a 180º unos 40 minutos, aunque no está de más que a los 30 minutos ya estemos pendientes y le hagamos la prueba del palillo, y cuando este salga limpio sacamos la tarta y la dejamos enfriar.
Con la tarta en frío, desmoldamos y decoramos la superficie con la mermelada.



1 comentario:

  1. me encantan las tartas de manzana!!!tomo nota. vaya pinta más rica!!

    ResponderEliminar