lunes, 28 de julio de 2014

CUS CUS

El cuscús lo había comido hasta ahora en dos ocasiones, hace ya años en Tanger y no hace tantos en un restaurante árabe en Bruselas.
Pero me llamó la atención esta receta de cuscús con pepino que vi en La cocina de casa, un canal de vídeos de cocina que sigo en You Tube y que os recomiendo por lo sencillo que resulta cocinar sus recetas.
Es un cuscús con pepino, bueno pepino y más cosas.
Estos son los ingredientes:

  • Sal
  • Zumo de limón
  • Tres tomates
  • Tres pepinos
  • Pasas
  • Cilantro
  • Aceitunas negras sin hueso
  • Cuscus ya cocinado.

Para el Cuscús, yo seguí las instrucciones de la caja, poniendo a hervir un vaso de agua, con una poca sal y algo de aceite.
Al hervir el agua, la retiré del fuego y le añadí dos tazas medianas del cuscús y lo removí para dejar en reposo tres minutos, pasados los cuales le puse algo de mantequilla y al fuego nuevamente otros tres minutos.
Lo deje enfriar y a la nevera para al día siguiente preparar el plato.
En una ensaladera grande vacié el cuscús, el tomate y el pepino cortado a cuadros, las aceitunas, las pasas y el cilantro.
Después de mezclarlo todo, lo aliñé con el zumo de limón y el aceite virgen extra del Campo de Montiel.
Y listo este plato fresquito que es lo que apetece con estos calores.

jueves, 24 de julio de 2014

MESA CEPA

Donde menos lo esperas salta la liebre, o surge la idea. Y así ocurrió el pasado mes de junio, cuando haciendo camino trashumante, acompañando a unas ovejas, mis ojos divisaron una cepa abandonada.
Y este corazón sufriente ante tal abandono decidió adoptar el ejemplar. En principio, traerlo a casa y después ya veríamos.
Aunque he de reconocer que ya por el camino la idea incipiente se venía fraguando, la forma lo decía todo. Así pues esta cepa que en sus días traería al mundo uvas y buenos caldos, se convertiría en una mesa para decorar mi patio y acompañar a plantas, e incluso si se tercia sería capaz de soportar un mantel sobre el que posar alguna que otra lata de cerveza.
Queda más que demostrado así que la energía ni se crea ni se destruye, sencillamente se transforma, y al igual que lo seres humanos se recicla para pasar a prestar otras utilidades.
Y dicho esto, tras el emocionado encuentro con la cepa abandonada y su adopción y llegada al domicilio familiar, tocaba esfalagar que decía mi abuela. Por todo ello, después de quitar tierra y polvo procedía es descascarillado de la corteza más levantada, así como una base para nivelar las distintas patas y conseguir el equilibrado de la cepa sobre sus tres patas naturales. Y para rematar, un corte de pelo, quitando todos esos pequeños palotes y recortando la parte de arriba que serviría de base a la tabla de la mesa. y por último una base de líquido para prevenir carcoma.


A continuación un paseo por la buhardilla para localizar una tabla aparente, que no la había por lo que una pintada de negro tubo el honor. Recortada la tabla y encolada, se podía comprobar fácilmente que no había química entre las dos piezas, por lo que pasamos al plan b, que no es otro que dar una mano generosa de cola a la tabla y después forrarla con trozos de la cascarilla de la cepa. Así mismo el contorno de la tabla queda igualmente forrado.


La rusticidad en su aspecto, ahora si integra la tabla, dando una aire de pieza única. Queda ponerla en alta para poder dar bien una mano de barniz mate y protector, pues sera al aire libre donde pase esta buena cepa el resto de sus días.

Y llegó el momento de uno, dos, probando, probando. Elegimos una ubicación y distintas utilidades como por ejemplo sujetar una planta, o sujetar las cervezas de un aperitivo.


Una nueva vida comienza para esta cepa, que su función en la anterior quedó más que cubierta, y llena de glorias que otorgó a los mortales ante una buena mesa o una buena barra de bar.






lunes, 21 de julio de 2014

II FERIA REGIONAL DEL MELON EN MEMBRILLA

Del 8 al 10 de agosto del próximo mes de agosto se celebrará en la Membrilla la segunda edición de la Feria Regional del Melón.
Y como buena feria que se precie, tiene un componente lúdico-cultural con actividades para niños, cocina con melón y concursos.
Para la parte profesional, tras la inauguración, expositores, charlas y conferencias.
Los actos darán comienzo el viernes día 8 a partir de las 19:30 con la recepción de autoridades y posterior inauguración.
El horario de apertura sera de 19:00 a 24:00 y de 10:00 a 13:00, durante el viernes, sábado y domingo.
Entre las variadas actividades a disfrutar, juegos populares, salud y melón, masterchef para niños, cocina con melón, ruta nocturna Bit del melón, charlas, sainete de Lope de Vega, talleres, catas, charlas, rondallas, actuación orquesta y comida popular.
En fin algo para no perderselo, y como muestra un botón. Os dejo imágenes de la pasada edición y tríptico de la presente, e invitación, que aunque es de entrada gratuita, siempre hay que guardar las formas.





Y si queréis más información siempre os quedará la web



jueves, 17 de julio de 2014

RECICLAR ENVASE DE PLASTICO


A partir de una garrafa de plástico de 5 litros, en mi caso de vino, y dividendola en dos. 
Con la base, he pintado algunos trazos en la parte inferior con silicona caliente para después pinta con lacas de bombilla y poner dos asas con cuerda de algodón.
Conseguimos así una cesta para las pinzas de la ropa o cualquier otra cosa que se nos ocurra.
Con la parte posterior, la he dividido en porciones caprichosas. Podéis  utilizar rotulador, imitación a estaño adhesivo o algún tipo de pintura. Yo he realizado mezcla con cola, polvos de talco y un poco de tintura negra (esto lo vi en el canal de Youtube de "Manualidades las cosas de la Lola".
A continuación y con silicona caliente he rellenado todos los huecos, y una vez seca la silicona, la he pintado con lacas de bombillas de distintos colores, dando un aspecto vidriera.
Para la base, y pegado al cuello de la botella he pegado un cd.


En esta ocasión la misma técnica, para una botella de refresco que acaba convertida en un jarrón.


lunes, 14 de julio de 2014

NUEVAMENTE GRECIA

Corría la primavera de 1978, cuando en autobús volvíamos de nuestra excursión de final de bachiller. Habían sido unos días inolvidables en Galicia, y ya en el largo camino veníamos planeando la excursión del siguiente año, el de COU.
La propuesta de nuestra profesor de griego fue aceptada con algo más que entusiasmo. Y es así que antes de llegar a Madrid, ya teníamos diseñado nuestro próximo tour.
Con ahínco y tesón, y haciendo de todo. Teatro, venta de bayetas, rifas e incluso campaña electoral conseguimos financiar el 100% de nuestro viaje.
Para el dinero de bolsillo, conté con la bendición de mi padre que le pareció bien la idea de abrir una libreta y fuera ingresando el dinero que conseguía okeando en  las cacerías de los fines de semana.
Con ilusión y esperando el momento, y nada más cumplidos los 18 hice una escapada hasta Ciudad Real para hacerme mi primer pasaporte y esperar a que llegase abril para partir rumbo a Grecia en aquel vuelo Madrid-Barcelona-Atenas-El Cairo-Teherán.
Fueron diez días inolvidables, recorriendo el país. Atenas, Corinto, Tirinto, Eleupsis, Epidauro, Sunion, Egina, Olimpia, Micenas y algún que otro sitio más, inmerso en una cultura, en la cuna de la cultura occidental, viviendo libros e historia de día y de noche.
El anecdotario sería amplio, y los recuerdos que aun hoy perviven innumerables. Aunque yo siempre me quedo con el final de aquella visita a Cabo Sunion donde junto a dos compañeros bajé del autobús de línea para buscar a los que faltaban, mientras estos montaban por la puerta delantera y el autobús nos dejó solos frente a aquella costa, en aquel mundo sin móviles ni Internet y del que pudimos salir en el siguiente autobús que nos llevó a algún punto de Atenas, y del que preguntando pudimos llegar a la plaza de Omonia y de ahí a nuestro hotel.
Sin desperdicio aquella parada en seco frenazo de otro autobús, después de que alguien del grupo gritara "Constantino Basileos", la que se pudo haber liado, pero todo acabó con una señóra expulsada del bus en mitad del campo, parece ser que era la única monárquica que había allí dentro y la única que vitoreo el viva Constantino rey. Lo demás gritos y caras de pocos amigos.
Y hoy precisamente, tantos años después la emoción vuelvo a revivirla de una manera especial, viviéndola a través de mi hijo.
Hoy, él acaba de vivir su primer amanecer griego. Oropos, en el Ática, lo ha iluminado con los rayos del mismo sol pero que viene de un oriente más lejano.
Un viaje que ha realizado solo, avión, metro, autobús hasta llegar a su destino, un campo de trabajo internacional, donde a voluntarios de distintos países, organizarán un Festival intercultural.

Que los dioses del Olimpo te ayuden, que los rayos de Zeus te protejan, que Afrodita te embruje de amor a aquella bella tierra y que un interminable sirtaki cubra tu espíritu, te empape y sumerja en el amor por la cuna de la cultura de occidente.


jueves, 10 de julio de 2014

BOTELLAS Y FRASCOS DE CRISTAL DECORADOS

Me suele pasar que botellas, que me parecen preciosas a simple vista, al quitarles la etiqueta y dejarlas desvestidas, no lo parecen tanto, lo cual indica que el publicitario ha sabido conjugar bien uno y otro elemento.
Es por eso que cuando reutilizo el recipiente, lo suelo decorar con silicona caliente y un barniz incoloro que seque, fije y sobre todo erradique esa sensación de pegajoso al tacto.
Pero otras veces, aun no reutilizando el envase, la decoración de las botellas, las pueden transformar en un elemento puramente decorativo, y con unas flores secas o sin ellas, pueden rellenar cualquier rincón o mueble con su alegría.
En este caso se trata de una botella de licor que compré en Canarias y que hace tiempo que esperaba una segunda oportunidad.
Sobre el cristal apliqué una silicona caliente y después de secar apliqué lacas de bombilla.
En este caso la botella puede ser un elemento decorativo o también se puede rellenar con cualquier licor y darle colorido al mueble bar.

En otra casos,  como el de esta gran botella de vino, de fondo negro y muy estilizada, he optado por impregnarla en la base, en una altura de unos 5 centímetros de silicona caliente en sentido vertical y de manera caprichosa.
También le he incrustados trozos de un cd y después he pintado.
Para el resto de la botella, también con silicona caliente he dibujado  flores, tallos y hojas que una vez seca he pintado con unos restos de pintura al agua que me quedaban por ahí  perdidos y una vez secos he aplicado sobre la pintura lacas de bombilla del mismo color, que ha fijado la pintura y a su vez les ha dado ese aspecto brillante.
Como los trozos de cd se manejan muy mal y se cortan peor, los he hervido durante 10 minutos y después se separa muy bien la parte dura de plástico de la parte plata brillante y se pueden recortar perfectamente con tijeras.

En el caso siguiente, dos botellas, de vino y de agua con tono azul en el cristal, he optado por la misma decoración con silicona y cd.

Así mismo  y sobre la botella del vino, he fijado adhesivo de imitación estaño en la base y en el cuello de la botella.
Con silicona trazos en forma de s y círculos de cd en sus intriores.
En esta ocasión, la silicona la he pintado con esmalte de las uñas, en concreto, uno que tiene como brillantinas blancas.
Estas botellas a la luz ofrecen distintas tonalidades y emiten destellos



Y también podemos utilizar cualquier otro bote, como este de salsa de soja, con fondo negro y flores a la base con pinturas al agua y remate de barniz. O estos frascos de colonias, que si llevan una base de silicona caliente y posterior pintura y lacas de bombillas del mismo color. 

lunes, 7 de julio de 2014

Por segundo año, desde la Plataforma Campo de Montiel origen del Quijote, hemos organizado y celebrado "Las bodas de Camacho".
Aunque el acto central de la representación ha sido las bodas de Quiteria con el rico Camacho a las 10 de la noche del sábado, durante todo el día hubo ambientación del Siglo de Oro, mercadillo artesanal y muestra gastronómica, junto al folclore con grupos de Puebla del Príncipe, Villanueva de la Fuente, Albaladejo y Tomelloso.
Este año la obra de teatro ha sido dirigida por Karol Wisniewki, y aparte de grupos como La Gruta o Teatro Quo y la Asociación de Santiago, hemos participado otros aficionados como un servidor, que sigue dando vida al ganadero vapuleado por segundo año.
Y como toda boda que se precie, acabamos de madrugada, con baile, ponche y chorizos a mogollón, y como muestra un botón. Aquí van las fotos.